Quién es Corinna, la amante del rey Juan Carlos, involucrada en el escándalo de corrupción

Quién es Corinna, la amante del rey Juan Carlos, involucrada en el escándalo de corrupción

Cuando el rey Juan Carlos de España tenía 66 años conoció a la entonces princesa Corinna zu Sayn – Wittgenstein, de 39 años y se enamoró “como un niño” de ella, su amante y quién también está involucrada en el escándalo de corrupción que lo llevó a anunciar que se va de España este lunes, según funcionarios del Palacio de La Zarzuela,

En ese momento, la mujer tenía el apellido de su segundo marido, el príncipe alemán Casimir zu Sayn – Wittgenstein y perdió el título cuando él se casó de nuevo en 2019, según publicó El País de Madrid. Ella estudió relaciones internacionales en Ginerbra y con 21 años se instaló en París. Habla cinco idiomas y fue gerente de Boss and Company, una empresa de armas que organizaba cacerías de lujo. 

Su trabajo en esa empresa consistía en las relaciones públicas: trataba con ricos herederos, millonarios árabes y aristócratas, publicó el medio español. Tras conocer a Juan Carlos, en 2004, fundó la empresa Apollonia Associates, que trabajaba en el “asesoramiento estratégico a clientes corporativos e institucionales en transacciones transfronterizas”. 

Su nombre se conoció en España recién en 2012, cuando en un safari en Botsuana (en el sur de África) Juan Carlos se quebró la cadera. En ese momento de crisis española, el rey tuvo que admitir que estaba en el exterior y pidió disculpas ante las cámaras. 

En el safari el rey se sacó una foto con el hijo de la mujer y con un elefante de más de 50 años y cinco mil kilos, que acababa de matar. La imagen dio vueltas el mundo y desató el escándalo, consignó Infobae. 

Casamiento del entonces príncipe de España Juan Carlos y de la princesa de Grecia Sofía en 1962

En este viaje ella perdió el anonimato, pero antes de eso los dos ya habían estado en Alemania, en África, en Mónaco. Corinna también había sido recibida con honores militares en un aeropuerto, caminando detrás del rey. 

El diario italiano La Stampa publicó: “En España hay dos reinas: la oficial, Sofía, casada desde 1962 con el rey Juan Carlos; y la oficiosa, la princesa Corinna zu Sayn-Wittgenstein, separada y amante desde hace cuatro años del soberano”, según El País. 

Tras el safari, Colinna estuvo en silencio. Solo habló con The New York Times y describió a Juan Carlos como un “tesoro”. Luego, inició una operación para limpiar su imagen. 

Para la reina Sofía, las aventuras de su marido nunca fueron una novedad, según el portal argentino Infobae, y siempre se ocupó se saber quiénes eran sus amantes. 

Después de conocerse que Colinna era amante del rey, se empezaron a acumular problemas para Juan Carlos, que derivaron en que su hijo Felipe se convirtiera en el nuevo rey. 

Fueron una serie de hechos que derivaron en una abrupta caída de popularidad de Juan Carlos tras 38 años de reinado: el viaje de cacería, la confirmación de su amante y la condena para su yerno Iñaki Urdangarín por estar involucrado en la red de corrupción del caso Nóos. 

Negocios millonarios

La Justicia, tanto en Suiza como en España, investiga el origen de US$ 100 millones que Juan Carlos habría recibido secretamente de Arabia Saudita en una cuenta en Suiza en 2008.

El Tribunal Supremo español anunció en junio la apertura de la investigación para determinar su eventual responsabilidad en una causa iniciada en 2018, cuando en unas grabaciones atribuidas a Corinna se aseguraba que Juan Carlos habría cobrado una comisión por la concesión de un contrato para la construcción del tendido de alta velocidad ferroviaria en Arabia Saudita.

La Justicia suiza también investiga a la amante del monarca, ya que se presume que ambos fueron beneficiados de comisiones irregulares. 

Corina quiere despegarse del caso y denunció la existencia de una campaña en su contra para desprestigiara. 

El rey emérito de España Juan Carlos en 2009

El País de Madrid señala que la nota de Juan Carlos I no explica en qué país vivirá a partir de ahora, ni en qué momento dejará el palacio de La Zarzuela, donde ha residido los últimos 58 años. Sí presenta su salida como una decisión voluntaria, aunque consensuada con su hijo, que expresó  su “sentido respeto y agradecimiento” por el paso dado.

Juan Carlos I no perderá el título honorífico de rey, añadió el medio español, que le fue otorgado por un real decreto en junio de 2014, días antes de su abdicación.





elobservador

Tagged : / / / / / / / / /

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *