Estudio científico: “Covid-19 podría causar un descenso en la esperanza de vida” | Noticias

Estudio científico: “Covid-19 podría causar un descenso en la esperanza de vida” | Noticias

La pandemia de covid-19 podría causar una disminución, a corto plazo, de la esperanza de vida en zonas fuertemente afectadas del mundo, que podría ser de un año si la enfermedad afectara al diez por ciento de una población, según un estudio que publica hoy la revista científica Plos One.

El estudio indica, sin embargo, que incluso en las regiones más afectadas “es probable que la esperanza de vida se recupere una vez que la pandemia haya terminado”.

La investigación proporciona “la primera evaluación del impacto potencial de la covid-19 en la esperanza de vida siguiendo una serie de escenarios de tasas de prevalencia en un período de un año”, explicó el investigador principal, Guillaume Marois, del Instituto Internacional de Análisis de Sistemas Aplicados (IIASA).

Tasas de prevalencia (cantidad de infectados en relación con la población total) muy bajas no afectarían a la esperanza de vida, pero si fueran del 2 % “podrían causar una disminución de la esperanza de vida” en los países donde esta es alta, aproximadamente de unos 80 años, especialmente en Europa y América del Norte, señala el IIASA, en un comunicado.

Lee también:

EE. UU. llega a un total de 151,794 muertos por covid-19

En esas mismas zonas y con una prevalencia del 10 %, “es probable que la pérdida de la esperanza de vida sea superior a un año” y si llegara al 50 %, la disminución sería de entre tres y nueve años.

La otra realidad

En las regiones menos desarrolladas, el impacto sería menor dado que ya hay una menor supervivencia en las edades más avanzadas, explicó Marois.

Los investigadores construyeron un modelo de microsimulación sobre la probabilidad de contraer la enfermedad, de morir por ella o por otra causa durante un período de un año, teniendo en cuenta las diferentes tasas de mortalidad de la enfermedad para diferentes grupos de edad.

A continuación, calcularon el impacto de la covid-19 en la esperanza de vida reconstruyendo las tablas de vida y las expectativas de vida a partir de la simulación y comparándolas con las utilizadas para las entradas.

Lee también:

EE. UU. supera los 6 millones de casos de un imparable covid-19

Otro de los firmantes del estudio, Sergei Scherbov, del IIASA destacó que a Europa le llevó casi 20 años que la esperanza media de vida al nacer aumentara en seis años, de 72.8 años en 1990 a 78.6 años en 2019, pero la covid-19 podría hacer retroceder ese indicador.

Sin embargo, admitió, “no sabemos qué va a suceder más adelante” pues en muchos países la mortalidad por esta enfermedad “está disminuyendo fuertemente, probablemente porque se ha definido mejor el protocolo de tratamiento”.

El investigador consideró que este tipo de análisis es útil para los responsables de la toma de decisiones, ya que muestra a grandes rasgos el costo potencial de las vidas humanas perdidas debido a la enfermedad.



andina

Tagged : / / / / / / / /

Nueve desarrolladores de potenciales vacunas contra el COVID-19 prometen rigor científico

Nueve desarrolladores de potenciales vacunas contra el COVID-19 prometen rigor científico

Washington (AFP). Nueve directores de empresas que desarrollan potenciales vacunas contra el coronavirus (COVID-19) firmaron el lunes un compromiso de respetar el más alto rigor científico, una respuesta implícita a las preocupaciones surgidas en Estados Unidos sobre la posible presión del presidente, Donald Trump, para que se autorice una vacuna antes de la elección presidencial.

“Nosotros, las compañías biofarmacéuticas abajo firmantes, deseamos reiterar nuestro compromiso continuo de desarrollar y probar vacunas potenciales contra el COVID-19 de acuerdo con altos estándares éticos y principios científicos rigurosos”, dijeron en un comunicado conjunto los directores ejecutivos de AstraZeneca, BioNTech, GlaxoSmithKline, Johnson & Johnson, Merck Sharp & Dohme, Moderna, Novavax, Pfizer y Sanofi.

Estas compañías se comprometen a “presentar solo una solicitud de autorización, o autorización de emergencia, después de haber demostrado la seguridad y eficacia de la vacuna en el contexto de un ensayo clínico de fase 3 diseñado y realizado con el fin de cumplir con las condiciones establecidas por las autoridades reguladoras como la FDA (la Agencia de Medicamentos de Estados Unidos)”.

Precisamente sobre la FDA se centran las preocupaciones de varios expertos y exfuncionarios de la salud de Estados Unidos, después de que la entidad haya autorizado para uso de emergencia, a pesar de la falta de evidencia rigurosa, dos tratamientos contra el COVID-19: la hidroxicloroquina (autorización posteriormente revocada) y el plasma sanguíneo de pacientes recuperados, ambos promocionados por Trump.

El candidato demócrata a la Casa Blanca, Joe Biden, acusó a Trump durante los últimos días de “socavar la confianza popular” al hablar en repetidas ocasiones sobre la posibilidad de tener una vacuna antes de las elecciones del 3 de noviembre.

El jefe de la FDA, por su parte, garantizó un proceso puramente científico para juzgar la efectividad de una eventual vacuna.

Los comités de expertos independientes estadounidenses supervisan los ensayos clínicos de las vacunas Moderna y Pfizer.

La FDA depende de estos comités independientes y de los fabricantes de vacunas, quienes deben presentar una solicitud de autorización.

Según Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Enfermedades Infecciosas, no se espera que los resultados de estas pruebas se conozcan hasta los últimos dos meses del año.

“Es extremadamente improbable, pero no imposible”, que haya resultados antes de las elecciones, dijo a la radio NPR el científico jefe del equipo de la Casa Blanca para la producción de vacunas, Moncef Slaoui.





diariocorreo

Tagged : / / / / / / / /

Francia: Denuncian a científico que defendía el uso de la hidroxicloroquina para tratar la COVID-19

Francia: Denuncian a científico que defendía el uso de la hidroxicloroquina para tratar la COVID-19

El doctor francés Didier Raoult, cuya férrea defensa de la hidroxicloroquina para tratar el COVID-19 le volvió mundialmente célebre, fue denunciado por la Sociedad de Patología Infecciosa de Lengua Francesa (SPILF), que lo acusa de una promoción indebida.

“Confirmamos que se introdujo una denuncia ante el consejo departamental de las Bocas del Ródano del Colegio de Médicos, pero la SPILF no quiere expresarse al respecto mientras dure el caso”, indicó el jueves una portavoz de la Sociedad.

Según el diario Le Figaro, la SPILF reprocha al doctor Raoult la promoción de la hidroxicloroquina “sin que la ciencia haya establecido claramente ningún dato preciso al respecto, lo que supone una infracción de las recomendaciones de las autoridades de salud”.

Nos preguntamos si su posición tan tajante (…) no contribuyó a perjudicar el mensaje de prevención en materia de salud pública” durante la epidemia de COVID-19, según la denuncia introducida en julio y citada por el diario.

Contactado por la AFP, el Instituto Mediterráneo de Infecciones de Marsella (sureste), que dirige Raoult, no reaccionó en lo inmediato.

La denuncia será primeramente objeto de una tentativa de conciliación. Si se fracasa, será tratada ante una cámara disciplinar y el caso podría durar meses.

Mientras la ciencia no ha demostrado los efectos potencialmente beneficiosos contra el COVID-19 de la hidroxicloroquina, un derivado de la antipalúdica cloroquina, algunos países y dirigentes mundiales, como el brasileño Jair Bolsonaro, promueven abiertamente su uso.

AFP

Newsletter Todo sobre el coronavirus

La COVID-19 ha puesto en alerta a todos. Suscríbete a nuestro newsletter Todo sobre el coronavirus, donde encontrarás los datos diarios más relevantes del país y del mundo sobre el avance del virus y la lucha contra su propagación.

‘Así de claro’: En este podcast, conozca las estrategias que se aplican en Puno para detener el nuevo coronavirus:



Rpp

Tagged : / / / / / / / /

El científico ecuatoriano que va tras las huellas de la Era de Hielo en los Andes

El científico ecuatoriano que va tras las huellas de la Era de Hielo en los Andes

José Luis Román busca entre granos de arena residuos de dientes de roedores prehistóricos. Quiere entender cómo algunas especies consiguieron sobrevivir hace 40.000 años a la Era del Hielo en los Andes, un fenómeno apenas explorado en lo que hoy es Ecuador.

De 43 años, este hombre que viste casi siempre de explorador es uno de los únicos tres paleontólogos que tiene su país. 

Curador de la colección de paleontología de la Escuela Politécnica Nacional (EPN) de Quito, Román va tras de una empresa ambiciosa: descubrir cómo fue el Pleistoceno tardío o Era del Hielo en esta parte de los Andes. 

Con paciencia de relojero, remueve el material que recolectó entre 2009 y 2012 en el dormidero de una lechuza gigante bautizada Asio ecuadoriensis, que vivió hace unos 40.000 años y fue descrita para la ciencia este año junto con paleontólogos argentinos.

En el Pleistoceno se produjo una “extinción masiva” de especies. Muchas de las que ahora conocemos sobrevivieron a ese fenómeno, de ahí la importancia que tiene para la ciencia el estudio de este periodo porque da “respuesta a por qué el Ecuador o cualquier región del mundo tiene las especies de flora y fauna actuales”, dice a la AFP Román. 

La galería donde fue encontrado un tarso de Asio ecuadoriensis, que pudo haber medido hasta 80 centímetros de alto, también contenía restos de roedores silvestres que sirvieron de alimento al ave que vivió en la quebrada Chalán, en la provincia de Chimborazo (sur).

 

Hueso de un Asio ecuadoriensis, un búho gigante ‘caníbal’ de 40.000 años descubierto en la Quebrada de Chalan

 

En Chalán, al pie del volcán apagado Tulabug, también se han hallado huesos de mastodontes, perezosos gigantes, felinos dientes de sable, jaguares, lobos, caballos, paleollamas y hasta una musaraña prehistórica.

 

 

Los restos de roedores primitivos forman parte de la colección de la EPN, que incluye 7.000 ejemplares catalogados y 2.000 aún por identificar.

“Los Andes es una parte que aún tiene mucho por descubrir”, asegura el paleontólogo.

A continuación extractos de la entrevista con Román:

– ¿Qué datos aportan los roedores sobre la Era del Hielo en los Andes?

Los roedores tanto actuales como fósiles nos dan una clave paleoecológica muy importante. Nosotros hacemos una lista de especies que vamos encontrando y esa lista nos habla de un ecosistema particular porque hay especies que viven en páramo o en la selva tropical o en bosques andinos, solo viven de tal a tal rango de altitud. Entonces, cuando nosotros tenemos una lista de estos animales nos avientan unos datos ecológicos geniales.

En el caso de quebrada Chalán, que hoy tiene una altitud muy similar a Quito (2.800 metros), este grupo de especies de roedores nos lanza (información) de que en ese momento era un páramo. Había lo que hoy podemos encontrar casi mil metros más arriba, es decir pajonales, cuerpos de agua.

– ¿Cómo sobrevivieron a la Era del Hielo?

Había un ecosistema muy bonito y fuerte como es ahora el páramo. Los páramos son ecosistemas muy ricos no solo en plantas sino en especies (animales), y justamente los roedores viven en el pajonal. Como viven haciendo cuevas y galerías en medio de las plantas, para ellos es mucho más fácil adaptarse a ese tipo de temperaturas.

 

El paleontólogo ecuatoriano José Luis Román, muestra dientes fósiles de la subfamilia de roedores Sigmodontinae, encontrados en la Quebrada de Chalan en Chimborazo (Andes ecuatorianos), en el laboratorio de paleontología de la Escuela Politécnica Nacional (Escuela Politécnica Nacional) en Quito, el 18 de agosto de 2020

 

– ¿Cómo fue la Era del Hielo en los Andes?

A diferencia de lo que pasó en Norteamérica, donde todo se congeló, acá -los ratones nos aventaron también estos datos- en el callejón interandino la temperatura ambiental habría sido entre seis y siete grados centígrados más baja que la actual. Eso significa que era algo muy cercano a lo que hoy es un páramo.

– ¿Cómo era la cordillera de la Andes?

Pensamos que en el momento de la Era del Hielo estos lugares eran refugios para la fauna. Había cuerpos de agua muy importantes y alrededor bosques muy bien dotados que permitían ser refugio para mastodontes y perezosos que eran herbívoros muy grandes y que necesitaban muchísima comida. 

Una característica importante que hemos visto de las especies que no se extinguieron y que podemos ver en estos días -el caso por ejemplo de la lechuza- es que normalmente en ese momento eran más grandes que las actuales. Fueron grupos que experimentaron una disminución en su tamaño y en su peso corporal.

– ¿Cuáles son los fósiles más antiguos hallados en Ecuador?

Nosotros acá quisiéramos encontrar fósiles muy, muy primitivos, hablo de edades como unos 600 millones de años, pero nuestras rocas son mucho más modernas. La cordillera de los Andes se sigue formando, es muy jovencita. Eso quiere decir que las rocas fueron fondos marinos o plataformas continentales hace 400 o 500 millones de años.

 

Mandíbula de la subfamilia de roedores Sigmodontinae, encontrada en la Quebrada de Chalan en Chimborazo

 

Pudimos conseguir fósiles cerca de Macas (sureste), en la cordillera del Cutucú, de más de 300 millones de años. Es lo más antiguo que tenemos en el Ecuador. Son restos marinos de trilobites, corales marinos y braquiópodos.

AFP





elobservador

Tagged : / / / / / / / /

el científico que asegura que China “encubrió” los primeros casos de covid-19 (y cómo eso empeoró la pandemia)

el científico que asegura que China “encubrió” los primeros casos de covid-19 (y cómo eso empeoró la pandemia)

Al menos una semana antes de que lo anunciaran por primera vez en enero, asegura el investigador Yuen Kwok-yung, el gobierno de China sabía que el nuevo coronavirus podía propagarse entre humanos.

Esa es la conclusión de este investigador de la Universidad de Hong Kong, quien hizo la denuncia en el programa Panorama de la BBC.

El experto asegura haber alertado al gobierno el 12 de enero de la sospecha de la transmisión humana del SARS-CoV-2, causante del covid-19, pero sus advertencias no se dieron a conocer hasta el 19 de enero.

Yuen, quien ayudó a identificar un brote de síndrome respiratorio agudo grave (SRAS, en inglés) en 2002, diagnosticó a una familia de siete integrantes que tenía el nuevo coronavirus en Shenzhen, a 1.100 kilómetros de Wuhan, considerado el primer epicentro del pandemia.

Solo unos pocos miembros de la familia estuvieron en Wuhan, lo que provocó la advertencia sobre la naturaleza infecciosa del virus. Yuen dijo que inmediatamente informó a las autoridades en Pekín.

Yuen Kwok-yung

BBC
Yuen Kwok-yung habló en el programa Panorama de la BBC.

El señalamiento contradice la versión oficial del gobierno de China.

Los funcionarios de salud en ese país siempre han afirmado tener un alto respeto por la transparencia y que hicieron un anuncio público tan pronto como tuvieron evidencia clara sobre la transmisión del coronavirus entre humanos.

China ha sido criticada por su respuesta inicial al brote y por tomar medidas en contra de un médico, Li Wenliang, que intentó alertar a sus colegas sobre el virus a fines de diciembre. Murió después de tratar a pacientes con covid-19.

El anuncio de que se estaba transmitiendo un misterioso virus similar al SARS entre humanos fue hecho el 19 de enero, en medio de uno de los períodos de viaje más concurridos del año, cuando millones de pasajeros abordan trenes y aviones para la celebración del Año Nuevo Lunar.

Destrucción de evidencia

Según el profesor Yuen, la evidencia física fue destruida y fue lenta la respuesta del gobierno chino a los hallazgos clínicos.

Además de ocultar el hecho de que la enfermedad podía transmitirse entre los humanos, científicos y médicos habrían sido instruidos por Pekín a guardar silencio sobre la situación.

Li Lanjuan

BBC
Li Lanjuan, de la Facultad de Medicina de la Universidad de Zhejiang, dice que el gobierno chino actuó correctamente.

Aun así, ellos trataron de advertirse mutuamente sobre la gravedad del nuevo coronavirus. Sin embargo, se les ordenó detenerse.

Li Lanjuan, de la Facultad de Medicina de la Universidad de Zhejiang, en China, estuvo entre los primeros expertos convocados por el gobierno chino después del brote inicial de coronavirus.

“Anunciar que el coronavirus podría transmitirse entre humanos antes de confirmarse habría causado pánico en la población. Solo después de haber verificado los hechos podíamos revelar la información al público”, le explicó a la BBC.

El embajador de China en el Reino Unido, Liu Xiaoming, también defendió las acciones de su gobierno en los primeros días de la pandemia.

Li Wenliang

BBC
El médico Li Wenliang, quien fue uno de los primeros en advertir de los contagios, murió luego de tratar a pacientes de covid-19.

“Cuando se trata de algo peligroso, siempre existe el riesgo de pánico: debemos asegurarnos de que no haya pánico”, añadió.

“Encubrimiento”

El diagnóstico de casos de coronavirus por contagio entre humanos ocurrió el 12 de enero en Shenzhen, a más de 1.000 kilómetros de Wuhan.

Fue en este punto que el profesor hongkonés fue llamado para ayudar. “Sabía que el virus se estaba propagando de manera muy efectiva. Si no corres contra el tiempo, estás en un gran problema”, dijo Yuen.

Ya en Wuhan, Yuen visitó el mercado donde se cree que se dieron las primeras infecciones de covid-19 entre humanos. Le preocupó lo que vio.

“Me dijeron que el lugar estaba muy sucio, con orines y heces de animales, y ratas correteando”.

Locales de un mercado "húmedo"

Getty Images
Yuen Kwok-yung se dirigió a uno de los llamados mercados “mojados” de Wuhan para investigar el brote.

Pero el mercado había estado cerrado tres semanas y fue completamente desinfectado. Como resultado, no todas las muestras de animales vendidos allí fueron recolectadas.

“Cuando fuimos al mercado, no había nada que ver porque estaba limpio, la ‘escena del crimen’ ya estaba alterada, por lo que no pudimos identificar ningún huésped que tuviera el potencial de transmitir el virus a los humanos”, explica.

También asegura que las autoridades se negaron a dar una explicación sobre el número de personas infectadas y si el personal médico tuvo contacto con el virus.

“Sospecho que estaban haciendo algún tipo de encubrimiento local en Wuhan. Se suponía que las autoridades locales debían transmitir información, pero no lo hicieron tan rápido como deberían. Si lo hubieran hecho más rápido, este desastre sería 100 veces menor“, agregó.

Un vendedor en un mercado mojado en Bangkok

Getty Images
No en todos los mercados “mojados” se venden animales salvajes, de los cuales se cree que se dio la transmisión del nuevo coronavirus.

Yuen dice que alertó al gobierno chino el 14 de enero sobre la posible transmisión del virus entre humanos, pero las autoridades no prestaron la debida atención.

Eran mediados de enero, cuando millones de chinos se preparan para viajar durante el feriado nacional más grande del país, el Año Nuevo chino.

Tan solo en Wuhan, cinco millones de personas salieron de la ciudad para visitar a familiares y amigos, pero el gobierno no hizo nada para detenerlos.

Matthew Henderson, director del Centro de Estudios Asiáticos de la Sociedad Henry Jackson, que tiene sede en Reino Unido, dijo a la BBC que las autoridades “deberían haber alertado a la población de Wuhan, pero no lo hicieron”.

“Permitieron que las personas viajaran desde el lugar que sabían era el epicentro de la epidemia “, señala.

Xi Jinping

BBC
EL presidente Xi Jinpinp ha asegurado en reiteradas ocasiones que su gobierno se condujo correctamente.

Andrew Tatem, profesor de la británica Universidad de Southampton y quien estudió los datos celulares en Wuhan, agregó: “Esto es equivalente a nuestra Navidad y es el mayor movimiento de seres humanos en el planeta”.

Y los que salieron de Wuhan no solo viajaban por China, sino que también viajaban por el mundo.

El 18 de enero, China afirmó tener solo 45 casos confirmados del nuevo coronavirus, aunque los expertos británicos estiman ese número era más de 4.000.

La profesora Li recomendó el confinamiento y sostiene que el gobierno chino actuó en el momento adecuado: “Fue cuando la epidemia en Wuhan amenazó a todo el país, por lo que el momento era el correcto“.

Sin embargo, el profesor Tatem cree que si China hubiera actuado antes, el mundo podría haber visto un resultado muy diferente.

“Si las mismas intervenciones implementadas el 23 de enero se implementaban el 2 de enero, podríamos haber visto una reducción del 95% en el número de casos”.

China dice que menos de 5.000 personas en su territorio han muerto por covid-19, pero los expertos creen que ese número podría ser mayor.

En todo el mundo, hasta este martes, se habían confirmado más de 16,6 millones de infectados por el nuevo coronavirus y 650.000 muertos.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=UA_FDmt3k90

https://www.youtube.com/watch?v=WvEx-abn6yM

https://www.youtube.com/watch?v=FkdL3esx7t0





elobservador

Tagged : / / / / / / / / / / /

Investigadores peruanos y extranjeros expondrán en Encuentro Científico Internacional 2020 | Noticias

Investigadores peruanos y extranjeros expondrán en Encuentro Científico Internacional 2020 | Noticias

Entre sus objetivos destacan el establecer relaciones de cooperación entre centros de investigación e instituciones peruanas para realizar proyectos para el Perú, promover el retorno de talentos para coadyuvar en el mejor desarrollo del país y sensibilizar a la población acerca de la importancia de la ciencia y la tecnología para el progreso y mejora de la calidad de vida.

Entre los principales invitados se tiene al físico de partículas mexicano Gerardo Herrera Corral, del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados de México, quien expondrá sobre “Las partículas elementales y la pandemia. En tanto, David Gulley, director de la oficina de Transferencia de Tecnología del Fideicomiso para Ciencia, Tecnología e Investigación de Puerto Rico, abordará el tema de “Generación y manejo de la propiedad intelectual: del laboratorio al mercado”.

Esta edición virtual del ECI se enfocará principalmente en temas de salud, medio ambiente, física, ciencia de materiales y energía, educación y gestión, y biotecnología. 

Este evento se realiza desde 1993 y se constituye en una plataforma para crear relaciones con la comunidad científica internacional. Se organiza dos veces al año: edición de verano (enero) y de invierno (julio-agosto).

Para las inscripciones y mayor información sobre ECI 2020 ingresar aquí

Revisa más noticias sobre ciencia, la tecnología y la innovación en la Agencia Andina.(FIN) NDP/MFA



andina

Tagged : / / / / / / / /

Conozca al científico latinoamericano detrás de la vacuna de Oxford | Noticias

Conozca al científico latinoamericano detrás de la vacuna de Oxford | Noticias

El especialista en salud pública y enfermedades infecciosas Pedro Folegatti trabajó en la investigación de enfermedades tropicales, infecciosas y parasitarias en Brasil, Tanzania, Uganda y el Reino Unido antes de convertirse en uno de los científicos del instituto de la Universidad de Oxford que lleva el nombre del inventor de la vacunación, Edward Jenner, según informó la BBC News Brasil.

Sin embargo, el punto culminante de la carrera de este científico brasileño comenzó en febrero de este año, cuando Folegatti se convirtió en uno de los investigadores a cargo de los ensayos que se llevan a cabo para el desarrollo de una de las vacunas más prometedoras contra el nuevo coronavirus.

“Hemos estado trabajando día y noche, fin de semana y vacaciones, desde fines de febrero, para que estos ensayos clínicos se lleven a cabo”, le dice a BBC Brasil el médico de 34 años, que duerme un promedio de 4 horas por noche.

La vacuna de Oxford fue noticia en todo el mundo hace unos días cuando se dio a conocer que las pruebas con 1,077 voluntarios en las fases 1 y 2 muestran que ésta es segura y tiene la capacidad de generar una respuesta positiva en el sistema inmune.

¿Cuál es exactamente su papel en esta investigación?

Soy uno de los responsables de realizar los ensayos clínicos y tengo una participación muy variada, desde la concepción del estudio, la redacción de los protocolos, la implementación y el seguimiento de los voluntarios.

Mi función principal es garantizar que hagamos un seguimiento desde el punto de vista de seguridad de los voluntarios. Lo que hicimos en estos ensayos clínicos es reclutar voluntarios sanos.

Los voluntarios se dividen en dos grupos: el primero recibe la vacuna que queremos investigar, nuestra vacuna contra el coronavirus, y el otro grupo es un grupo de control y recibe otra vacuna, que esperamos no tenga ningún efecto contra el coronavirus.

Seguimos a estas personas durante un mínimo de seis meses a un año y observamos cualquier efecto adverso inducido por las dos vacunas. La mayoría de las veces, en los estudios de fase 1 o 2, reclutamos un número significativamente menor de voluntarios de los que reclutamos para este ensayo clínico específico. Y este proceso generalmente ocurre durante muchos, muchos, muchos meses.

El hecho de que pudimos reclutar 1.077 voluntarios durante un período de un mes es sin duda algo sin precedentes para un ensayo clínico como este. Comenzamos a trabajar en la vacuna desde el momento en que los científicos chinos publicaron la secuencia del genoma del coronavirus y los preparativos para los ensayos clínicos se llevan a cabo desde finales de febrero.

El proceso se ha acelerado de una manera muy sustancial, sí, pero sin comprometer elementos importantes con respecto a la seguridad de los voluntarios que participan en el estudio.

Hay más de 250 personas involucradas en la ejecución de estos ensayos clínicos solo en la Universidad de Oxford, además de los otros socios diversos en los centros de investigación que también participan en el estudio.

¿Cuántas horas a la noche ha dormido?

Varía mucho, pero he dormido en promedio cuatro (horas, desde febrero). Se acaba de anunciar que la vacuna es segura y genera una respuesta inmune en el cuerpo. 

¿Qué significa esto para aquellos que no siguen la literatura científica?

Lo que muestran los resultados preliminares es que la vacuna es segura ya que no causó efectos secundarios graves en ninguno de los 1,077 participantes que fueron reclutados.

Y fue capaz de inducir una respuesta del sistema inmune, que necesitamos entender aún mejor, ya que esto se traduce en efectividad contra el coronavirus. Sabemos que hay varios anticuerpos inducidos por una o dos dosis de la vacuna.

La calidad de estos anticuerpos es buena, en el sentido de que no solo existe en cantidad suficiente, sino que también es capaz de neutralizar el virus. También induce otra parte de la respuesta inmune, que llamamos inmunidad de células de linfocitos T.

Son dos partes diferentes del sistema inmune. Ahora, si eso se traduce en eficacia y protección contra el coronavirus, eso se sabrá en el seguimiento de los estudios y los ensayos más grandes de la fase 3.

El anuncio generó cierta euforia. Sin embargo, como usted dijo, todavía no hay un resultado definitivo.

¿Son importantes los resultados? Sí. ¿Son alentadores? Sí. Ahora, el paso que sigue es saber si esta respuesta inmune inducida por la vacuna es suficiente para garantizar la protección contra el coronavirus.

¿Qué significa garantizar la protección? ¿Significa que es suficiente para hacernos inmunes permanentemente?

Esta es una pregunta importante y todavía no tenemos respuesta para ella. Existe una gran variabilidad en lo que entendemos como protección contra el coronavirus.

Puede ser que la vacuna proteja contra infecciones graves, hospitalización, ingreso en UCI, muerte, por ejemplo. Puede ser que la vacuna induzca protección contra los casos más leves y asintomáticos.

Idealmente, la vacuna también garantizaría protección en casos asintomáticos, personas que no tienen síntomas. Esto jugaría un papel importante en términos de disminución de la transmisión del coronavirus.

Pero lo que realmente importa es que las vacunas eviten la muerte por coronavirus, por lo que estos matices de cuánto funcionará la vacuna son lo que los estudios de efectividad comenzarán a mostrarnos en los próximos meses.

Existe un fuerte movimiento antivacunas en todo el mundo. Se han visto muchas noticias falsas y rumores. ¿Qué le diría a quien crea o difunda estos mensajes? Este es un problema creciente en Brasil y en todo el mundo. Vemos oleadas de movimientos contra la vacuna y vemos mucha desinformación.

Es importante que las personas verifiquen las fuentes de las cuales obtienen cierta información. Es importante que hagamos cosas basadas en la evidencia y en lo que dice la ciencia.

Como hemos visto en la pandemia actual, necesitamos, en gran medida, la colaboración de todos. Es importante que las personas se vacunen, sí, para asegurarse de que la mayor proporción de personas estén protegidas por la vacuna y para evitar muertes por el coronavirus.

Y depende mucho de las personas que entran en este pacto social…

El hecho de que una persona elija no vacunarse o no usar una mascarilla no es una elección individual y tiene un impacto significativo en la sociedad en su conjunto. Estas cosas se traducen en mayores costos en el sistema de salud y fundamentalmente miles de vidas perdidas.

Lo que tengo que decir es que las personas necesitan pensar un poco más sobre el colectivo y tomar ciertas decisiones sobre las vacunas basadas en la información correcta. Existe mucha información errónea sobre la seguridad de las vacunas en general.

¿Ha tenido un desafío tan grande en su carrera como el que está experimentando ahora?

Este ha sido el mayor desafío de mi carrera, sin duda, hacer que estas cosas sucedan en tan poco tiempo. Tener la oportunidad de participar en este proyecto es, sin duda, lo más emocionante de mi carrera hasta ahora y será difícil superarlo.



andina

Tagged : / / / / / /

Vacuna de la covid-19 | “Sólo duermo 4 horas al día desde febrero”: el científico latinoamericano que trabaja en el proyecto de la Universidad de Oxford

Vacuna de la covid-19 | “Sólo duermo 4 horas al día desde febrero”: el científico latinoamericano que trabaja en el proyecto de la Universidad de Oxford

Trabaja día y noche con decenas de colegas con una misión: desarrollar una vacuna contra el coronavirus.

El especialista en salud pública y enfermedades infecciosas Pedro Folegatti trabajó en la investigación de enfermedades tropicales, infecciosas y parasitarias en Brasil, Tanzania, Uganda y el Reino Unido antes de convertirse en uno de los científicos del instituto de la Universidad de Oxford que lleva el nombre del inventor de la vacunación, Edward Jenner.

Sin embargo, el punto culminante de su carrera comenzó en febrero de este año, cuando Folegatti se convirtió en uno de los investigadores a cargo de los ensayos que se llevan a cabo para el desarrollo de una de las vacunas más prometedoras contra el nuevo coronavirus.

“Hemos estado trabajando día y noche, fin de semana y vacaciones, desde fines de febrero, para que estos ensayos clínicos se lleven a cabo”, le dice a BBC Brasil el médico de 34 años, que duerme un promedio de 4 horas por noche.

La vacuna de Oxford fue noticia en todo el mundo hace unos días cuando se dio a conocer que las pruebas con 1.077 voluntarios en las fases 1 y 2 muestran que ésta es segura y tiene la capacidad de generar una respuesta positiva en el sistema inmune.

Vacuna de covid-19

Getty Images
Un proceso que normalmente llevar(ia de 6 meses a un año fue realizado en un mes.

Esta es una versión resumida de la entrevista de BBC Brasil con Pedro Folgatti.

¿Cuál es exactamente su papel en esta investigación?

Soy uno de los responsables de realizar los ensayos clínicos y tengo una participación muy variada, desde la concepción del estudio, la redacción de los protocolos, la implementación y el seguimiento de los voluntarios.

Mi función principal es garantizar que hagamos un seguimiento desde el punto de vista de seguridad de los voluntarios.

Lo que hicimos en estos ensayos clínicos es reclutar voluntarios sanos.

Los voluntarios se dividen en dos grupos: el primero recibe la vacuna que queremos investigar, nuestra vacuna contra el coronavirus, y el otro grupo es un grupo de control y recibe otra vacuna, que esperamos no tenga ningún efecto contra el coronavirus.

Seguimos a estas personas durante un mínimo de seis meses a un año y observamos cualquier efecto adverso inducido por las dos vacunas.

laboratório de pruebas de vacuna

OXFORD UNIVERSITY
“Si una persona no se vacuna o no usa mascarilla eso repercute de forma significativa en la sociedad como un todo”.

Esta vacuna se produce a un ritmo sin precedentes. ¿Puede hablar sobre cómo ha ido este proceso desde una perspectiva más personal?

La mayoría de las veces, en los estudios de fase 1 o 2, reclutamos un número significativamente menor de voluntarios de los que reclutamos para este ensayo clínico específico. Y este proceso generalmente ocurre durante muchos, muchos, muchos meses.

El hecho de que pudimos reclutar 1.077 voluntarios durante un período de un mes es sin duda algo sin precedentes para un ensayo clínico como este.

Comenzamos a trabajar en la vacuna desde el momento en que los científicos chinos publicaron la secuencia del genoma del coronavirus y los preparativos para los ensayos clínicos se llevan a cabo desde finales de febrero.

El proceso se ha acelerado de una manera muy sustancial, sí, pero sin comprometer elementos importantes con respecto a la seguridad de los voluntarios que participan en el estudio.

Hay más de 250 personas involucradas en la ejecución de estos ensayos clínicos solo en la Universidad de Oxford, además de los otros socios diversos en los centros de investigación que también participan en el estudio.

¿Cuántas horas a la noche ha dormido?

Varía mucho, pero he dormido en promedio cuatro (horas, desde febrero). (Risas)

Se acaba de anunciar que la vacuna es segura y genera una respuesta inmune en el cuerpo. ¿Qué significa esto para aquellos que no siguen la literatura científica?

Lo que muestran los resultados preliminares es que la vacuna es segura ya que no causó efectos secundarios graves en ninguno de los 1.077 participantes que fueron reclutados.

Y fue capaz de inducir una respuesta del sistema inmune, que necesitamos entender aún mejor, ya que esto se traduce en efectividad contra el coronavirus.

Sabemos que hay varios anticuerpos inducidos por una o dos dosis de la vacuna.

La calidad de estos anticuerpos es buena, en el sentido de que no solo existe en cantidad suficiente, sino que también es capaz de neutralizar el virus.

También induce otra parte de la respuesta inmune, que llamamos inmunidad de células de linfocitos T.

Son dos partes diferentes del sistema inmune. Ahora, si eso se traduce en eficacia y protección contra el coronavirus, eso se sabrá en el seguimiento de los estudios y los ensayos más grandes de la fase 3.

El anuncio generó cierta euforia. Sin embargo, como usted dijo, todavía no hay un resultado definitivo.

¿Son importantes los resultados? Sí. ¿Son alentadores? Sí. Ahora, el paso que sigue es saber si esta respuesta inmune inducida por la vacuna es suficiente para garantizar la protección contra el coronavirus.

Mujer vacunada

OXFORD UNIVERSITY
“Necesitamos basar nuestras acciones en lo que la evidencia científica muestra que funciona”.

¿Qué significa garantizar la protección? ¿Significa que es suficiente para hacernos inmunes permanentemente?

Esta es una pregunta importante y todavía no tenemos respuesta para ella.

Existe una gran variabilidad en lo que entendemos como protección contra el coronavirus.

Puede ser que la vacuna proteja contra infecciones graves, hospitalización, ingreso en UCI, muerte, por ejemplo. Puede ser que la vacuna induzca protección contra los casos más leves y asintomáticos.

Idealmente, la vacuna también garantizaría protección en casos asintomáticos, personas que no tienen síntomas. Esto jugaría un papel importante en términos de disminución de la transmisión del coronavirus.

Pero lo que realmente importa es que las vacunas eviten la muerte por coronavirus, por lo que estos matices de cuánto funcionará la vacuna son lo que los estudios de efectividad comenzarán a mostrarnos en los próximos meses.

Existe un fuerte movimiento antivacunas en todo el mundo. Se han visto muchas noticias falsas y rumores. ¿Qué le diría a quien crea o difunda estos mensajes?

Este es un problema creciente en Brasil y en todo el mundo. Vemos oleadas de movimientos contra la vacuna y vemos mucha desinformación.

Es importante que las personas verifiquen las fuentes de las cuales obtienen cierta información. Es importante que hagamos cosas basadas en la evidencia y en lo que dice la ciencia.

Como hemos visto en la pandemia actual, necesitamos, en gran medida, la colaboración de todos. Es importante que las personas se vacunen, sí, para asegurarse de que la mayor proporción de personas estén protegidas por la vacuna y para evitar muertes por el coronavirus.

Y depende mucho de las personas que entran en este pacto social.

El hecho de que una persona elija no vacunarse o no usar una mascarilla no es una elección individual y tiene un impacto significativo en la sociedad en su conjunto.

Estas cosas se traducen en mayores costos en el sistema de salud y fundamentalmente miles de vidas perdidas.

Lo que tengo que decir es que las personas necesitan pensar un poco más sobre el colectivo y tomar ciertas decisiones sobre las vacunas basadas en la información correcta.

Existe mucha información errónea sobre la seguridad de las vacunas en general.

¿Ha tenido un desafío tan grande en su carrera como el que está experimentando ahora?

Este ha sido el mayor desafío de mi carrera, sin duda, hacer que estas cosas sucedan en tan poco tiempo.

Tener la oportunidad de participar en este proyecto es, sin duda, lo más emocionante de mi carrera hasta ahora y será difícil superarlo.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=Fq8jbuaUW0M&feature=emb_title

https://www.youtube.com/watch?v=fezPCtz6HSQ





elobservador

Tagged : / / / / / / / / / / / / /

Peruano integra equipo científico que busca “supervacuna” en China | Noticias

Peruano integra equipo científico que busca “supervacuna” en China | Noticias

El peruano Jorge Cuyubamba Domínguez, experto en biotecnología e ingeniería genética, forma parte en China de un ambicioso equipo de científicos que se ha trazado la meta de encontrar la vacuna universal contra todos los coronavirus, incluyendo el covid-19, así como los SARS y MERS, con lo que se evitaría futuras epidemias.

Joven científico de 29 años, Cuyubamba llegó becado hace nueve años a este país asiático. Ha brindado servicios en distintas instituciones como el Centro Epidemiológico del gobierno chino y el Ministerio de Salud de Vietnam; actualmente es jefe del Departamento de Análisis del Genoma Humano en la corporación CSPC, especializada en diseñar fórmulas anticancerígenas y antivirales.

El llamado a sumarse a un equipo de unos 80 científicos fue todo un honor, recuerda en diálogo con la Agencia Andina. En China, con más de 1,300 millones de habitantes, hay más de 60 grupos de investigación buscando la cura contra el coronavirus, casi todas empresas privadas que trabajan en colaboración con universidades. El gobierno chino, a través del Ejército, también tiene un grupo científico con el mismo objetivo.

Peruano en China

Peruano es jefe del Departamento de Análisis del Genoma Humano en la corporación CSPC

Por qué vacuna universal

A diferencia de la vacuna contra el covid-19 -que evitará únicamente el SARS-CoV-2, que ocasionó la pandemia-, la vacuna universal busca prevenir todos los tipos de coronavirus (hay al menos siete que pueden infectarnos) y los casos de Síndrome Respiratorio Agudo Grave (SARS) y de Síndrome Respiratorio de Medio Oriente (MERS). Estos últimos han sido controlados pero no erradicados.

“Es una vacuna contra todo tipo de coronavirus. El objetivo de los investigadores, mayoritariamente chinos, es acabar con una de las principales fuentes probables de próximas pandemias, que están muy relacionadas con la crianza de animales en masa, como los virus porcinos y las gripes aviares”, explicó.

Peruano en China

Objetivo de ambiciosa investigación es acabar con una de las principales fuentes probables de próximas pandemias

Inteligencia artificial

El gran aliado en la investigación para hallar la vacuna universal es la inteligencia artificial. Los coronavirus, agrega Cuyubamba, tienen la particularidad de mutar muy rápido pero, gracias a los algoritmos biológicos y bioquímicos, “nos estamos poniendo a nivel de la rapidez de la mutación viral y nuestros programas pueden mutar a esa velocidad”.

La idea de crear una vacuna universal para los coronavirus no es nueva. La planteó el científico estadounidense Jacob Glanville después de que en el 2001 se alcanzara el hito de mapear todo el genoma humano. La propuesta era actualizar, mediante algoritmos, los anticuerpos para combatir a los virus en tiempo real.

El científico peruano destaca que hoy en día muchas funciones que se hacen dentro del laboratorio pueden replicarse de manera remota. “Se hacen con lentes de realidad virtual, allí se ven las reacciones bioquímicas; en muchos casos ya no son necesarios los tubos de ensayo porque ahora hay programas especiales que simulan las condiciones de un laboratorio y las reacciones químicas al mezclar las sustancias”.

De esta manera, afirma, la inteligencia artificial permite ver el procesamiento de los bioquímicos y las reacciones que producirían en el ser humano. En este campo, asegura, China y Holanda han tenido un desarrollo impresionante. En ese enorme equipo multidisciplinario, las especialidades de los expertos son diversas: hay ingenieros bioinformáticos, matemáticos de biofísica, epidemiólogos, virólogos, médicos cirujanos en trasplantes de médulas óseas, entre otros.

Peruano en China

Hay un equipo multidisciplinario trabajando para conseguir la vacuna universal

¿Y cuál es su función en la investigación?, preguntamos. Cuyubamba Domínguez explica que se encarga de analizar la reacción de los antígenos de los coronavirus y su reacción con los eritrocitos y células blancas en tiempo real algorítmicamente.

El joven científico estima que la vacuna universal podría estar lista en año y medio, pero enfatiza que es necesario ir con cuidado para evitar los efectos adversos en el ser humano, pues algunas veces, en el afán de producir anticuerpos, éstos pueden afectar a las personas.

“Es algo así como la quimioterapia, que ataca a las células cancerígenas pero también a las sanas. En algunos casos tenemos fallas. Estos anticuerpos pueden atacar también a las células sanas. Es un arma de doble filo. Los anticuerpos son los bioquímicos producidos por nuestro organismo para contrarrestar los efectos nocivos de virus o bacterias”.

Covid-19

Paralelamente a la búsqueda de la vacuna universal, el equipo científico que integra nuestro compatriota está a la caza de la vacuna contra el covid-19, la cual, dijo, es más sencilla y podría estar lista en cuatro o cinco meses sin efectos adversos y con el 99.9% de efectividad. En este caso, comentó, ya se han hecho pruebas en primates y mamíferos.

“La vacuna contra el covid-19 es más sencilla, ya estamos en el 85% de avance y falta ver los efectos adversos en humanos. Las pruebas deben hacerse entre 500 a 800 personas con diferentes características. Estamos en ese proceso. Se espera 2 o 3 meses para ver los efectos adversos, esperemos que todo salga bien”.

No obstante, advirtió, es más importante encontrar la vacuna universal, porque “nada garantiza que después de un mes de aplicarse la inmunización contra el covid-19, no haya un nuevo brote de otro tipo de virus”.

Peruano en China

“Nada garantiza que después de la vacuna contra covid-19, no haya un nuevo brote de otro tipo de virus”

Virus más potentes

De hecho, el científico peruano comenta que es necesario “dar más voz a la ciencia” para difundir no solo los peligros a los cuales estamos expuestos por virus más nocivos que el covid-19, sino para detener el avance de lo que él llama “la alteración de la naturaleza”.

“Hoy el ser humano, por un tema industrial, está alterando los ciclos de vida de otros seres vivos, de las plantas. Colocan antibióticos o químicos en el sistema fisiológico para que engorden más. Esto origina estrés o sufrimiento en los animales y, por consiguiente, pueden originarse nuevos tipos de virus como un mecanismo de defensa. Si bien esto es algo teórico, no está totalmente comprobado, pero yo apoyo esa teoría”.

¿Quiénes resistirán?

La buena alimentación y la eliminación progresiva de la comida chatarra nos hará más resistentes a los virus y a las enfermedades en general, asegura Jorge Cuyubamba. Pero especialmente recomienda consumir -de manera interdiaria- extracto de frutas y verduras de diferentes colores, en ayuna y si es posible añadir limón, kión y piña para darle un sabor agradable.

“En Perú, un país privilegiado por la variedad en la agricultura, se repite mucho que debe comerse frutas y verduras diariamente, pero poca gente lo hace. También se toma poca agua. En vez de agua, mucha gente toma gaseosa sin saber que produce muchos radicales libres (que provocan envejecimiento y alteración del ADN)”.

Sin embargo, comentó, una de las prácticas más graves que persiste entre los peruanos es comer de manera abundante hasta “empacharse”. “Hemos hecho un estudio y vimos que cuando una persona come así, eso le produce estrés, aunque no parezca. Y cuando hay mucho estrés, las defensas bajan. Comer hasta que el estómago esté bien lleno nos coloca en la categoría de personas vulnerables. Hay que parar cuando nos sentimos un poco llenos”.

Mascarilla y caretas faciales

Mientras no salga al mercado la vacuna contra el covid-19 ni la vacuna universal, nuestro compatriota recomienda no bajar la guardia, más aún ahora que Lima ya no tiene cuarentena y se hacen todos los esfuerzos para reactivar la economía nacional. 

“Las biocaretas faciales y las mascarillas N95, ambas grado médico y con filtro antiviral, serán las armas con las que cada uno se proteja hasta que aparezca la esperada vacuna”, subrayó.

Más en Andina:

(FIN) RRC/RRC



andina

Tagged : / / / / / / /

Primer reporte científico de COVID en Venezuela crea cisma con el chavismo | Mundo

Primer reporte científico de COVID en Venezuela crea cisma con el chavismo | Mundo

La Academia de Ciencias Físicas, Matemáticas y Naturales de Venezuela (Acfiman) ha generado un cisma con el chavismo al publicar el primer reporte científico sobre los casos de COVID-19 en el país, que pone en duda las cifras oficiales publicadas hasta este jueves, lo que ha producido un rechazo que roza la amenaza.

Leí este artículo y leí las referencias, esto es una invitación para que los organismos de seguridad del Estado llamen a esta gente. Están generando alarma”, dijo casi de madrugada el número dos del chavismo, Diosdado Cabello, durante su programa semanal.

Cabello, también presidente de la Asamblea Nacional Constituyente de Venezuela (ANC), puso así en duda los datos de la academia que alertan sobre un posible escenario de emergencia sanitaria, con un pico de hasta 4,000 nuevos casos por día de coronavirus en junio próximo.

Denuncia pruebas insuficientes

Y es que, de acuerdo con el documento, el país tenía un subregistro de casos sintomáticos “que en el mejor de los casos podría ser de 63% y en el peor, de 95%” hasta el pasado 23 de abril.

Las pruebas realizadas hasta ahora en Venezuela son insuficientes para estimar adecuadamente el tamaño real de la epidemia”, señaló el informe, que estimó en 5,969 las pruebas PCR y rápidas realizadas en el país -números que atribuye a la Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios-, unas 213 por millón de habitantes.

Ese subregistro pone en duda los datos oficiales facilitados hasta el momento por el Gobierno que cifran en 440 las personas contagiadas por el SARS-COV-2 en Venezuela y diez las fallecidas como consecuencia del COVID-19.

Esas cifras han permitido al Gobierno de Nicolás Maduro mostrar una imagen de éxito en la gestión de la crisis sanitaria provocada por la pandemia.

El informe de la academia también muestra un escenario más alentador, en el que haya un pico de 1,000 nuevos casos diarios de COVID-19 durante las primeras semanas de setiembre.

Expertos lamentan las “amenazas”

La Acfiman reaccionó de inmediato a las declaraciones de Cabello, que interpretó como una amenaza “por realizar su trabajo”.

Un reporte científico basado en estudios de expertos sobre cómo podría evolucionar la situación del COVID-19 en Venezuela”, señalaron en Twitter.

Al cruce de acusaciones también entró el jefe del Parlamento, el opositor Juan Guaidó, a quien medio centenar de países reconocen como presidente interino de Venezuela, pese a que no controla la burocracia ni las Fuerzas Armadas.

Alertamos al mundo sobre las amenazas del régimen (de Maduro) a la Academia de Ciencias, que ha presentado escenarios probables de la pandemia en el país. La luz de la ciencia siempre será enemiga de la oscuridad de la dictadura”, dijo el opositor en las redes sociales, provocando una nueva declaración de Cabello sobre el tema.

Lo que ellos saquen de allí con números que no tienen sustento debe ser objeto de investigación. Nuestra responsabilidad como revolución es investigarlo”, dijo Cabello para cerrar la discusión durante el programa.

Eso sí, antes de cambiar de tercio agregó: “Yo no amenacé con cárcel, ellos sacaron al cuenta y ya basta de generar terror”.

El informe de Troya

El informe de la academia también señaló que los casos sintomáticos debían ubicarse entre 289 y 883 hasta el 23 de abril, pese a que el Gobierno solo reportaba 135 de manera oficial.

Para abatir estos escenarios pronosticados en el informe, la Acfiman recomienda la “descentralización” de las pruebas de diagnóstico “mediante la incorporación de otros laboratorios del país con capacidad instalada para llevar a cabo pruebas de PCR-RT”.

En el informe se indica que las pruebas diagnóstico solo las realiza el Instituto Nacional de Higiene Rafael Rangel, “el único laboratorio del país certificado hasta ahora por la (Organización Mundial de la Salud) OMS para este fin”.

En este centro, se analizan unas 150 pruebas de PCR y rápidas por día.

Las cifras de Venezuela

Las autoridades aseguran que Venezuela es el país que mayor cantidad de pruebas hace en América Latina y el Caribe, un extremo que los expertos consideran esencial para aplanar la curva de contagios y vencer la enfermedad.

Pero una parte de esas pruebas son las llamadas “de despistaje”, consistentes en la realización de un cuestionario a los ciudadanos, en el que responden si tienen fiebre, tos o algún síntoma atípico. Si las respuestas son negativas, se descarta un posible caso, sin tener en cuenta que numerosos contagiados por COVID-19 son asintomáticos.

Otra parte de los test son las conocidas como “prueba rápida”, cuyo resultado se obtiene en unos 15 minutos y cuentan con un porcentaje de acierto de entre el 40% y 50 %, según diversos expertos internacionales.

El país caribeño entró en una cuarentena “voluntaria” el pasado 17 de marzo, días después de que se conocieran los primeros contagios en el país.

Las restricciones a la movilidad se prorrogaron otro mes hace dos días, cuando Maduro anunció una segunda extensión al estado de alarma, por cuanto se mantendrán, al menos, hasta el próximo 13 de junio.

Con todo, Efe ha podido constatar que muchos negocios como ferreterías, viveros, talleres mecánicos y hasta centro de lavado de autos, han comenzado a desafiar la cuarentena y abren sus puertas de manera tímida algunas horas por día.



gestion

Tagged : / / / / / / / / /